Los crisolines. In memoriam.

El final de 2018 trae consigo la triste noticia de que Aguilar, sin previo aviso ni nota de despedida, no va a publicar su entrega anual de los “crisolines”, desapareciendo así una de las míticas colecciones de la editorial y una tradición navideña de regalarlos por estas fechas. 

En 1946 comenzó su publicación como obsequio navideño para felicitar las fiestas a clientes, libreros, colaboradores y amigos. Se llamó Colección Crisol “Serie Extra” y no “Crisolín”, como la apodaron los coleccionistas, debido su pequeño tamaño (8 x 6,5 cm). Así se anunció hasta 1965, fecha en la que se dejó de reeditar Crisol. Posteriormente, en 1967, tras el relanzamiento de esta última, bajo el nombre de Crisol Literario, y durante el periodo que duró dicha publicación, apareció en los catálogos como Volumen Extra de la Colección Crisol Literario. A partir de 1972, en la contraportada de los volúmenes podemos leer Colección Crisol. Serie Especial.

Amor e historia del libro, de Ricardo de Bury y Negro sobre blanco, de M. Ilin fueron los títulos elegidos para el primer volumen, el número 0, en cuya nota editorial leemos lo siguiente:

La editorial M. Aguilar, siempre tan en relación con sus clientes y amigos, siempre encaminando sus entusiasmos y sus esfuerzos a la mayor gloria y difusión de los buenos y de los bellos y de los útiles libros, ha querido esta vez unir lo útil y lo bello de éstos al fervor y constancia de aquellas personas cuya delicia máxima se condensa en las páginas impresas. La generosidad del editor no es, por esta vez, generosidad, sino agradecimiento y homenaje debidos. Y les ha dado aliento en este diminuto y riquísimo –por su contenido- volumen extra de su Colección «Crisol», ya conocida y reputada por el ancho mundo de las letras.

El «amor inmenso a los libros», recomendado por Ricardo Bury, en el siglo XIV, y la «necesidad histórica del conocer el libro como objeto de arte y como posibilidad inagotable de cultura», afirmada por Ilin, en el siglo XX, se han unido gozosamente, completándose y reafirmándose en un mismo volumen. Si se ha dicho que las obras famosas de la literatura eran «verdaderamente joyas», de mucho más valor que los brillantes, este volumen se merece el dictado tanto como la que más de aquellas. Esta «joya inapreciable» –o dos en un engaste–es la que ofrece, en agradecido homenaje, a sus amigos y clientes. Y cree con firmeza que con nada mejor podría felicitarles las fechas solemnes con que finaliza el año 1946 y la interrogante fecha con la que se inicia el de 1947.

El éxito fue tan rotundo, que a los pocos días la editorial agotó los 15.000 ejemplares impresos (según la nota preliminar del número 00). A este número le siguió el 00 (doble cero), que con el título de El alma de Cervantes, de Agustín Herrera García, conmemoraba el cuarto natalicio del autor. Y así, año tras año la lista fue ampliándose con pequeñas joyas de la literatura iberoamericana, cuidadosamente seleccionadas.

En algunos casos, los primeros números se nominaron, indicando la librería, empresa o persona que los regalaba. Para ello, se añadía una hoja al principio, aunque lo habitual es encontrarla plegada como prolongación de la lámina con el retrato del autor.

Aunque la idea inicial consistió en editar un volumen por navidades, a veces su publicación se vio ampliada a dos números por año. En 1951, se anunciaron simultáneamente La ruta de Don Quijote (nº 04) y La leyenda del librero asesino de Barcelona (nº 05), edición bilingüe como homenaje a los lectores y libreros de Cataluña. En 1957, además del Crisolín de Unamuno (nº 011), con la edición bilingüe de los Cantares Gallegos de Rosalía de Castro, se decidió homenajear a los lectores y libreros de Galicia. Lo mismo ocurrió en 1961 y 1963, que junto con Benavente (nº 017) y Pereda (nº 019) aparecieron los de Sainz de Robles (nº 016) y Chamizo (nº 020), destinados a los clientes y amigos de Madrid y Extremadura respectivamente. En 1966, año en que se publicaron los Sainetes de Arniches (nº 023), también apareció el Crisolín de Rubén Darío (nº 024) con motivo del primer centenario del nacimiento del autor.

Entre 1968 y 1973, coincidiendo con la celebración de la tradicional Feria del Libro de Madrid, la editorial lanzó un nuevo título, además de su tradicional volumen navideño. Cervantes (nº 026), Martí (nº 028), Torres Villarroel (nº 030), Pepe-Hillo (nº 032), Vélez de Guevara (nº 034) y Álvarez Quintero (nº 036), fueron los autores elegidos.

Siempre se ha dicho que durante los primeros años de su publicación, la editorial los regalaba, pero en el papelito de presentación, impreso en papel biblia, que acompañaba al primer volumen, podemos observar que éste salió con un precio inicial de 5 ptas. –nada que ver con las cotizaciones de hoy en día–, lo que hace suponer que una pequeña cantidad se puso a la venta para costear la edición.

Buena parte de su gran éxito se debió al pequeño formato (8 x 6,5 cm), que junto con el popular papel biblia y su encuadernación en piel (de diferentes colores, siendo el rojo el más utilizado), se convirtieron en sus señas de identidad. Se encuadernaron con el mismo diseño de la Colección Crisol, en tamaño reducido, estampado en seco en el centro de los planos, enmarcados por un hilo también en seco; lomo liso, con el mismo motivo simétrico de los planos, con autor y título en el centro, y logotipo y nombre editorial en la base, todo estampado en plata (podemos encontrar algún ejemplar estampado en oro); corte superior pintado (algunas veces). El gran acierto de la editorial fue que, una vez agotados, no se reimprimían, lo cual invitaba a su búsqueda, creando así un coleccionismo más exclusivo, que ha sobrevivido hasta nuestros días.

Con el paso del tiempo, al igual que ocurrió con otras colecciones, los volúmenes fueron perdiendo sus características, a excepción del tamaño. En los años ochenta, la fina piel de cabra se sustituyó por el plástico. La misma suerte corrió el papel biblia y la decoración de los lomos.

En esta colección también existió una versión de lujo, con los volúmenes encuadernados en plena piel pasta valenciana de color morado o marrón, con el logotipo de la Colección Crisol estampado en oro en los planos, enmarcados por hilo dorado, contracantos dorados (algunas veces) con rueda de motivos vegetales; lomo liso con el mismo diseño que los normales, pero estampado en oro; guardas de moaré y cortes dorados. Su tirada fue bastante reducida. Así aparecieron los 44 primeros números, incluidos los sudamericanos. Desde el número 45 hasta el 49, los volúmenes perdieron sus características de lujo, limitándose a una encuadernación en símil piel con estampaciones doradas, en un intento de imitar los números anteriores. Debido a los restos de edición que en su momento quedaron sin encuadernar, existen algunos volúmenes a los que se les puso una piel pasta valenciana verde, copiando el diseño de lujo, pero con los planos estampados en seco, sin contracantos ni cortes dorados, y con el papel de guardas empleado en los años ochenta, de diseño geométrico con efecto óptico. Asimismo, con motivo del XVI Congreso de la Unión Internacional de Editores, se publicó una edición especial del número 016, encuadernado en piel pasta valenciana morada, con la siguiente estampación dorada en el plano anterior: AGUILAR / XVI CONGRESO DE LA / UNIÓN INTERNACIONAL DE EDITORES / BARCELONA, 1962.; rueda dorada con motivos vegetales en contracantos; guardas de moaré y cortes dorados.

Tras la venta de Aguilar en 1986, a día de hoy los crisolines han sido la única colección que ha seguido manteniendo vivo el espíritu de esta mítica editorial que aún permanece en el recuerdo de cientos de coleccionistas deseando su resurrección. ¡Sic fiat! 

Volúmenes publicados

(Para no confundir su numeración con los Crisoles, delante del número se añadió un “0”).

0. Amor e historia del libro. Contiene: BURY, Ricardo de. Filobiblión. ILIN, M. Negro sobre blanco. Madrid, 1946. 488 p. : 89 il.

00. HERRERA GARCÍA, Agustín. El alma de Cervantes. Madrid, 1947. 434 p., 1 lám. : 36 il.

01. SAINZ DE ROBLES, Federico Carlos. Los movimientos literarios. (Conceptos y Antología). Madrid, 1948. 592 p., 1 lám. : 51 il.

02. El Premio Nobel de Literatura. Madrid, 1949. 543 p., 2 lám. : il.

03. ORTEGA Y GASSET, José. Estudios sobre el amor. Madrid, 1950. XV, 366 p., 6 lám.

04.AZORÍN”. La ruta de Don Quijote. Madrid, 1951. 305 p., 32 lám.

05. VERRIÉ, F.-P. La llegenda del llibreter assassi de Barcelona. Adaptació de l’obra del mateix títol de R. Miquel i Planas. Madrid, 1951. 444 p., 11 lám. : il.

06. D’ORS, Eugenio. Tres horas en el Museo del Prado. Madrid, 1952. 348 p., 49 lám.

07. JIMÉNEZ, Juan Ramón. Platero y yo. (Elegía andaluza). 1907-1916. Madrid, 1953. 627 p., 1 lám. : 50 il.

08. RAMÓN Y CAJAL, Santiago. Páginas de mi vida. Selección de Arturo del Hoyo. Madrid, 1954. 579 p., 19 lám.

09. CASONA, Alejandro. Flor de Leyendas. Madrid, 1955. 500 p., [2] h., 1 lám. : 12 il.

010. Vida de Lazarillo de Tormes y de sus fortunas y adversidades. Con un apéndice “El Lazarillo de Tormes” por Ángel Valbuena Prat. Madrid, 1956. 422 p., 19 lám. : 28 il.

011. UNAMUNO, Miguel de. Andanzas y visiones españolas. Madrid, 1957. 635 p., [2] h., 32 lám.

012. CASTRO, Rosalía de. Cantares gallegos. Madrid, 1957. 416 p., 1lám. : 20 il. de F. Goico Aguirre.

013. BAROJA, Pío. Vidas sombrías. Madrid, 1958. XX, 400 p., [1] b., [2] h., 25 lám.

014. VALERA, Juan. Pepita Jiménez. Madrid, 1959. 612 p., [3] p., 1 lám. : 12 il. de F. Goico Aguirre.

015. PÉREZ GALDÓS, Benito. Nazarín. Prólogo de Federico C. Sainz de Robles. Madrid, 1960. 615 p., [2] p., 10 lám.

016. SAINZ DE ROBLES, Federico Carlos. ¿Por qué Madrid es la capital de España? (Tema de interpretación histórica). Madrid, 1961. 510 p., [2] h., 33 lám.

017. BENAVENTE, Jacinto. El nido ajeno. Cartas de mujeres. Madrid, 1961. 346 p., [2] h., 13 lám.

018. GANIVET, Ángel. Granada la bella. Madrid, 1962. 300 p., [4] h., 25 lám.

019. PEREDA, José María de. Escenas Montañesas. Antología. Madrid, 1963. 455 p., [2] p., 17 lám.

020. CHAMIZO, Luis. El miajón de los castúos. (Rapsodias extremeñas). Prólogo de J. Ortega Munilla. Madrid, 1963. 230 p., [2] h., 17 lám.

021. CASTILLO SOLÓRZANO, Alonso del. La niña de los embustes. Teresa de Manzanares, natural de Madrid. Madrid, 1964. 583 p., [2] h., 17 lám.

022. ALJOXANI. Historia de los jueces de Córdoba. Traducción del árabe, prólogo y notas por Julián Ribera. Madrid, 1965. 728 p., [2] h., 13 lám.

023. ARNICHES, Carlos. Sainetes: El Santo de la Isidra. El amigo Melquíades o por la boca muere el pez. Del Madrid castizo. Madrid, 1966. 512 p., [3] p., 13 lám.

024. DARÍO, Rubén. Cabezas. Madrid, 1966. 378 p., [3] p., 24 lám.

025. LARRA, Mariano José de. Artículos. Madrid, 1967. 356 p., [3] p., 9 lám.

026. CERVANTES, Miguel de. La Gitanilla. Prólogo de Ángel Valbuena Prat. Epílogo de Arturo del Hoyo. Madrid, 1968. 292 p., [5] p., 9 lám.

027. ASTURIAS, Miguel Ángel. Leyendas de Guatemala. Con una carta de Paul Valery. Madrid, 1968. 470 p., [3] p., 9 lám. : il.

028. MARTÍ, José. Versos Sencillos. Ismaelillo. Prólogo de Rubén Darío. Epílogo de Juan Ramón Jiménez. Madrid, 1969. 368 p., [3] p., 9 lám.

029. VALLE INCLÁN, Ramón del. Jardín umbrío. Madrid, 1969. 400 p., [3] p., 7 lám.

030. TORRES VILLARROEL, Diego de. Vida, ascendencia, nacimiento, crianza y aventuras del Doctor Diego de Torres Villarroel. Esscrita por él mismo. Prólogo y notas de Antonio Espina. Madrid, 1970. 516 p., 9 lám.

031. PALMA, Ricardo. Las mejores tradiciones peruanas. Selección y prólogo de Edith Palma. Madrid, 1970. 426 p., 9 lám.

032. PEPE-HILLO. La Tauromaquia. Acompañada de la Tauromaquia de Francisco de Goya y de Las fiestas de toros en España de Nicolás F. de Moratín. Prólogo de Arturo del Hoyo. Madrid, 1971. 334 p., 1 lám. : 67 il.

033. ALARCÓN, Pedro Antonio de. El sombrero de tres picos. Historia verdadera de un sucedido que anda en romances, escrita ahora, tal y como pasó. Madrid, 1971. 316 p., 7 lám.

034. VÉLEZ DE GUEVARA, Luis. El diablo cojuelo. Prólogo y notas de José A. Sánchez Pérez. Madrid, 1972. 381 p., 9 lám.

035. NERVO, Amado. Plenitud. Nota preliminar de Francisco González Guerrero. Madrid, 1972. 315 p., [1] p., 7 lám.

036. ÁLVAREZ QUINTERO, Serafín y Joaquín. El patio. Epílogo de Luis Ramírez. Madrid, 1973. 265 p., [2] p., 7 lám.

037. VARGAS LLOSA, Mario. Los jefes. Con una bibliografía de “Los jefes” por José Miguel Oviedo. Madrid, 1974. 322 p., [3] h., 1 lám.

038. BOLIVAR, Simón. Páginas Selectas. Selección de José Roberto Arce. Madrid, 1975. 375 p., [1] h., 1 lám. : 12 il.

039. Constitución política de la Monarquía Española. Cadiz 19 de marzo de 1812. Madrid, 1976. 374 p., [1] h., 1 lám.: il.

040. ALBERTI, Rafael. La amante. Madrid, 1977. 188 p., [1] p., 24 lám.

041. BLASCO IBÁÑEZ, Vicente. La barraca. Madrid, 1978. 136 p., [1] h., 1 lám. : 36 il. de José Benlliure.

042. QUEVEDO, Francisco de. Prosa festiva y satírica. Madrid, 1979. 339 p., [1] p., 1 lám.

043. CALDERÓN DE LA BARCA, Pedro. La vida es sueño. Madrid, 1980. 282 p., [18] p., 1 lám. : 9 il.

044. BORGES, Jorge Luis. Ficciones. Madrid, 1981. 387 p., [1] p., 1 lám.

045. TERESA DE JESÚS, Santa. Camino de Perfección. Madrid, 1982. 510 p., [1] p., 1 lám. : 8 il.

046. FLORES, Carlos. Introducción a Gaudí. Madrid, 1983. 165 p., [1] p., 1 lám. : 10 il.

047. CLARÍN. Doce cuentos. Madrid, 1984. 334 p., [3] h., 1 lám.

048. CORTÉS, Hernán. La conquista de México. Madrid, 1985. 187 p., [1] p., 1 lám.

049. GARCÍA LORCA, Federico. Poeta en Nueva York. Edición: Arturo del Hoyo. Madrid, 1986. 261 p., [1] p., 1 lám. : 6 il. (autorretratos)

050. DIEGO, Gerardo. Imagen. Poemas (1918-1921). Madrid, 1987. 173 p., [1] h., 1 lám.

051. Discurso sobre el fomento de la industria popular. De orden de S. M. y del Consejo. Madrid, 1988. 309 p., [1] h., 1 lám.

052. MACHADO, Antonio. Campos de Castilla. Madrid, 1989. 317 p., [1] h., 1 lám.

053. AZAÑA, Manuel. El problema español y apelación a la República. Madrid, 1990. XL, 196 p., [2] h., 1 lám.

054. JUAN DE LA CRUZ, San. Poesías. Texto y prólogo de Critóbal Cuevas García. Madrid, 1991. 315 p., [1] h., 1 lám.

055. NEBRIJA, Antonio de. Gramática de la lengua española. Edición de Antonio Quilis. Prólogo de Manuel Seco. Madrid, 1992. 462 p., [1] h., 1 lám.

056. ZORRILLA, José. Traidor, inconfeso y mártir. Introducción de Guillermo Carnero. Madrid, 1993. 403 p., [1] h., 1 lám.

057. JOVELLANOS, Melchor Gaspar de. Memoria sobre las diversiones públicas. Introducción de Pedro de Silva. Madrid, 1994. 281 p., [2] h., 1 lám.

058. SAMPEDRO, José Luis. Fronteras. Madrid, 1995. 321 p., [2] h., 1 lám.

059. AYALA, Francisco. De mis pasos en la tierra. Madrid, 1996. 508 p., [1] h., 1 lám.

060. PLÁ, Josep. Un amor de Josep Plá en el Canadell. Prólogo y recopilación de Josep Vergés. Madrid, 1997. 288 p., [1] h., 1 lám.

061. SAVATER, Fernando. Loor al leer. Madrid, 1998. 234 p., [1] h., 1 lám.

062. HIERRO, José. Vida. Introducción y antología de Margarita Hierro. Madrid, 1999. 266 p., [1] h., 1 lám.

063. MUÑOZ MOLINA, Antonio. Unas gafas de Plá. Madrid, 2000. 322 p., 1 b., [1] h., 1 lám.

064. SARAMAGO, José. Somos cuentos de cuentos. Madrid, 2001. 255 p., [1] h., 1 lám.

065. GARCÍA LORCA, Federico. Primer romancero gitano. (1924-1927). Madrid, 2002. 146 p., [6] p., 1 lám. : il. del propio autor.

066. PÉREZ-REVERTE, Arturo y Carlota. El capitán Alatriste. Madrid, 2003. 552 p., [8] p., 1 lám.

067. ALDECOA, Josefina R. Historia de una maestra. Madrid, 2004. 498 p., [2] h., 1 lám.

068. GONZÁLEZ, Ángel. Realidad casi nube. Madrid, 2005. 237 p., [8] p., 1 lám.

069. MACHADO, Antonio. Soledades. Madrid, 2006. 168 p., 3 lám.

070. CORTÁZAR, Julio. Historias de cronopios y de famas. Madrid, 2007. 255 p., 1 lám.

071. MONTERROSO, Augusto. La oveja negra y demás fábulas. Madrid, 2008. 191 p., 1 lám. : il.

072. BENEDETTI, Mario. La tregua. Madrid, 2009. 412 p., 1 lám.

073. SARAMAGO, José. El autor se explica.Madrid, 2010. 195 p., [1] h., 1 lám.

074. ONETTI, Juan Carlos. Cuando ya no importe. Madrid, 2011. 354 p., 1 lám.

075. FUENTES, Carlos. La muerte de Artemio Cruz. Madrid, 2012. 766 p., 1 lám.

076. CORTÁZAR, Julio. 76/Modelo para armar. Madrid, 2013. 678 p., 1 lám.

077. MUNRO, Alice. Demasiada felicidad. Madrid, 2014. 162 p., 1 lám.

078. ROTH, Philip. El animal moribundo. Madrid, 2015. 302 p., 1 lám.

079. CERVANTES, Miguel de. El licenciado vidriera. Rinconete y cortadillo. Madrid, 2016. 288 p., 1 lám.

080. GARCÍA LORCA, Federico. El público. Diván del Tamarit. Sonetos del amor oscuro. 256 p., 1 lám.

– Crisolines extraordinarios 

E01.- KEMPIS, Fray Tomás de. Imitación de Cristo. Madrid, 1952. 600 p., portada orlada, impresa a dos tintas, capitulares y cabeceras grabadas. Sin numerar, aunque en su portada consta como nº 57 de la Colección Crisol.

Es el único caso en que la encuadernación difiere del resto: en plena piel de color negro, con una escena de la crucifixión de Jesucristo gofrada en los planos, imitando estilo gótico-medieval centroeuropeo; lomo liso, totalmente dorado, dividido en cinco compartimentos: cuatro decorativos, incluyendo el último logotipo y nombre editorial, y el otro con título; cortes dorados; guardas especiales de papel, estampadas en oro, con sencillos motivos religiosos; presentado en estuche. Se reeditó en cuatro ocasiones.

E02.- Colección Crisol. Relación de los volúmenes que la componen por orden alfabético de autores, orden numérico y clasificación por materias. Madrid, 1962. 317 p., 1 p. Sin numeración. No incluía los volúmenes agotados.

E03.- ALONSO, Martín. Diccionario Ortográfico. Explicación de 13.000 palabras: frases, modismos extranjeros, nombres personales y geográficos de difícil ortografía. Madrid, 1963. XVIII, 749 p. Sin numerar. Reeditado en 1966 y 1968.

 E04.- AGUILAR MUÑOZ, Manuel. Una experiencia editorial. Prólogo de F. C. Sainz de Robles. Madrid, 1972. 2 vols. En total 1107 p., [1] h., 2 lám.

Con motivo del cincuentenario de la editorial, se decidió reeditar las memorias que Manuel Aguilar publicó en 1964. Esta fue la única vez que un número se dividió en dos volúmenes, presentados en un estuche. Al igual que el crisolín de los hermanos Álvarez Quintero, la numeración es 036.

 

 

 – Crisolines sudamericanos

Con este nombre se hicieron populares los cuatro volúmenes editados para América, en colaboración con otras editoriales. Al estar impresos en España, estos mantenían sus características originales.

A01.- PARRA, Teresa de la. Las memorias de Mamá Blanca. Prólogo de Arturo Uslar Pietri. Nota preliminar por J. López Elías. Caracas (Venezuela), J. López Elías, 1953. 450 p., [2] p., 1 lám. Con numeración A01.

A02.- CÉSPED, Man. Sol y Horizontes. Símbolos profanos. Nota preliminar de Augusto Guzmán. Cochabamba (Bolivia), 1954.. 460 p., 1 lám. Con numeración A02.

A03.- ICAZA, Jorge.Barranca Grande.  Mamá Pacha. Quito-Guayaquil (Ecuador), LIESMANN,  1962. 228 p., [3] p., 1 lám. Sin numerar.

A04.- ORGAZ, Jorge. Memoria de la Ciudad Chica. Córdoba, 8 de junio de 1906. Córdoba (Argentina), Ediciones Olocco, 1975. 190 p., [3] p., 1 lám. Sin numerar.

Anuncios

9 comentarios en “Los crisolines. In memoriam.

  1. Estimada María José,
    La noticia de la eliminación del CRISOLIN, no deja de ser una sorpresa. El grupo TIMON DE POLANCO compró la Editorial a instancias de los poderes políticos y empresariales, en este caso del libro. Ignacio Bayón, entonces un mandamás del Ministerio de Cultura dijo que no se podía dejar caer a una Editorial, como AGUILAR, con una trayectoria tan brillante. Se puso a disposición de TIMON todos los mecanismos para su absorción, pienso que incluso ayudas indirectas. Jamás tuvieron intención de continuar la línea Editorial, y pienso que les molestaba como una china en el zapato. Yo estuve dos años trabajando con ellos junto con ALTEA TAURUS ALFAGUARA y te puedo decir que era un grupo lleno de influencias socialistas con ayudas ilimitadas Entonces gobernaba FELIPE GONZALEZ. Como anécdota te puedo decir que entonces se iban a adjudicar emisoras de Tv. El capo del grupo, JESUS POLANCO (que en el infierno esté) dijo aquella frase lapidaria.”No hay un gobierno que tenga cojones a no darme una emisora de televisión” La influencia de EL PAIS era muy grande. Bueno espero no haberte cansado. Recibe mi mas afectuoso saludo.
    SANTIAGO

  2. Q pena lo q pasó con Aguilar. Yo viví Aguilar casi desde q nací. Mi padre, Antonio Díaz, fue jefe de librerías. Yo trabajé casi 20 años en la Editorial. Se la cargaron. Espero que se consiga la continuidad de esa Maravillosa Colección.
    Un saludo

  3. Hola Maria Jose,
    Un articulo que seria encantador,si no se tratara de una nota necrológica en el mundo editorial. Hace muchos años inicié la colección de esas obritas y logre conseguir unos 20 ejemplares, pero dada la enorme dificultad de conseguirlos ,aca en Colombia, desisti y los regale a un amigo coleccionista que tenía más avanzada su colección. Pasaron muchos años y hace unos cinco atrás, tuve un arrepentimiento mortal y tome la decisión de aventurarme a conseguir esas pequeñas joyas de ejemplares, en la actualidad tengo más de 40 ejemplares, incluidos en ellos los de consecución más difícil y costosa, al punto de tener dos ejemplares de la Imitación de Cristo y cerca de 20 obras repetidas. Sirva tu nota para continuar la búsqueda con más tesón, ofrecer si lo desean mi listado de repetidos para intercambio y pedirte consejo para ubicar la mayor cantidad de ejemplares faltantes. Recibe un calido abrazo allende de la mar océano y mis condolencias. Alberto Mejia Gallo

  4. 😢😢😢😢
    Mi padre, gran amante de los libros, hizo la colección hasta el año 1995 que le pedí por favor que me la diese y la continuaba yo, nunca he faltado a mi cita navideña de autoregalarme esta mini joya literaria, el primer libro que leí fue flor de leyendas, llevo días buscando el crisolin de este año, y cuál es mi sorpresa que me encuentro con su necrológica.
    No se quien o quienes son los culpables, pero hoy lloro, porque al igual que los niños espetaban los reyes magos todos los años, yo esperaba mi librito joya, mi querido CRISOLIN. 😢😢😢😢😢

  5. Acabo de enterarme de la noticia de la desaparición de los “crisolines” y supongo que par todos los que seguíamos, año tras año., la aparición del ejemplar navideño, resulta una mala noticia. Personalmente comencé a guardarlos, como simple curiosidad desde el mismo año de su aparición -1946- con su número 0, que comenzaron como un reglo d cortesía del editor, D. Manuel Aguilar, a los libreros consumidores de sus publicaciones. Con los años olvidé aquellos ejemplares hasta que recuperados años después, sentí la acuciante necesidad de ir completándola hasta ahora. Mi colección está “completa” en lo que corresponde a los “crisolines” españoles, concluida con García Lorca, así como el doble volumen biográfico del editor. El resto no los he visto nunca y solo sé de ellos por catálogo. La noticia es triste para cualquier coleccionista, pues era una entrega anual a la que se le había tomado cariño, afecto y consideración casi familiar.
    Nunca estuve de acuerdo con aquellos intentos de reedición de ejemplares que apenas se mantuvieron un año o dos resultando un fracaso, ya que a pesar de lo manifestado por los editores, se perdía su calidad de ejemplares únicos, que eran o que en realidad les daba valor.
    Hoy todos los que fuimos año a año acumulando ejemplares, nos sentimos un poco huérfanos.

  6. Vivo en Buenos Aires y todos los años vengo a Barcelona a visitar a mi única hija, mi única nieta y a llevarme el Crisolín. Este año me encuentro con la triste realidad q no estaba en librerías. No podía creer que no iban a editarlos más….estoy tristísima!!!!. Como coleccionista de libros miniatura esa obra fue una verdadera joya !!!!!

  7. Hola, mis padres tienen la colección completa, desde el principio, los ceros. yo he seguido completándola pero veo con sorpresa que ya no se editan más Crisolines y que el número 080, del pasado año de García Lorca no lo encuentro. ¿hay alguna manera de hacerme con él?
    ¿Cómo podemos saber si finalmente volvieran a reeditarlos?

  8. Vivo también en Buenos Aires e inicié mi colección allá por 1958, cuando cursaba segundo año del bachillerato, en el Colegio Nacional de Buenos Aires. El primer ejemplar que adquirí en la Librería Aguilar, situada en Avenida Córdoba y Junín (ya desaparecida), fue El Lazarillo de Tormes. Posteriormente me obsequiaron Los Jueces de Córdoba, en Barcelona, a fines de 1965, cuando compré otros varios libros. Al conocer a la que luego fue mi esposa, y con la que comparto la colección, con sorpresa encontré que ella poseía varios ejemplares. Desde entonces tenemos todos y, además, con gran esfuerzo y rastreando por librerías de viejo, logré completar la colección. Para ello también conté con la colaboración de mi muy querido primo Jaime de Scals que, viviendo en Valencia, me ha comprado numerosos ejemplares que luego me ha ido entregando a mi paso por España. Solamente nunca pude conseguir los editados en América, excepto el de Orgaz, publicado en la Ciudad de Córdoba.
    Estoy profundamente consternado por la suspensión de estas exquisitas publicaciones, aunque comprendo que todo, alguna vez, llega a su fin.

  9. Hola a todos. Me gustaría saber si hay alguna manera de conocer el nombre del traductor o traductora del volumen de Lérmontov de esta colección, que contiene Vadim el jorobado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s