Elena Fortún y la Editorial Aguilar

Tras un pequeño parón en las publicaciones de este blog relacionadas con la editorial Aguilar, hoy lo retomo para hablaros de la participación de la escritora Elena Fortún dentro de las colecciones infantiles.

retrato elena fortún

En 1934 Manuel Aguilar decidió dar un giro a su catálogo, incluyendo una sección dedicada a la literatura infantil, género del que antes no se había ocupado. La colección se llamó Lecturas Juveniles, convirtiéndose en una de las de mayor éxito principalmente gracias a los cuentos de Celia:

Un sentido nuevo de las necesidades de la infancia, un deseo de ofrecer a los niños unas lecturas más de acuerdo con su temperamento, más a propósito para su mentalidad y más orientadas en las nuevas interpretaciones pedagógicas, han decidido a esta Casa a iniciar esta colección, con títulos seleccionados cuidadosamente.

La publicación se inició con los relatos de Elena Fortún, seudónimo de la escritora madrileña Encarnación Aragoneses Urquijo (1886-1952), basados en una niña llamada Celia, que aparecieron por primera vez en 1928 dentro de la sección Gente Menuda de Blanco y Negro (suplemento dominical del diario ABC).

Había nacido Elena Fortún con el destino de escritora para niños. Tenía su vocación marcada por el entusiasmo y por la fatiga. Había ido escribiendo página tras página, con donosura y sabiduría. Llamó a las puertas de otros editores, muy inteligentes, por cierto. Dejaba, según me refirió, presa de desánimo, sus originales, después de una corta entrevista, animada por la noble pasión que sentía, y a poco recibía la carta, fríamente cortés y denegatoria. Pero Elena Fortún seguía escribiendo y llamando a otras puertas, con el mismo resultado. Yo, que –vuelvo a decirlo– no soy altruista, creí en la escritora, en su porvenir y en los resultados económicos de la edición. Los otros no acertaron a descubrir la veta. Dicen que hasta el divino Homero se amodorraba alguna vez. Eso les debió de suceder a mis colegas. A mí, por suerte, la visita de Elena Fortún me encontró despierto, aunque a veces también sesteo. ¡Naturalmente! (Manuel Aguilar Muñoz, Una experiencia editorial, Madrid, 1964, págs. 199-200).

Celia lo que dice encabezó la colección, seguida de Celia en el Colegio, coincidiendo con la Feria del Libro de 1934: «En el stand nº 2 se le dedicó un día, y ella misma, de su propia mano, vendió cerca de cuatrocientos ejemplares. ¡Y el primer libro estaba ya casi agotado! El editor estaba tan contento que animó a Encarna a que se pusiera enseguida a preparar un tercer libro».

elena fortún crónica

El éxito llegó rápido: «había ganado con los libros cerca de seis mil pesetas, y en 1934 esperaba ganar doce mil. Podría ganar mucho más si cambiara de editorial, pero no quería traicionar al editor de sus primeros libros. La Editorial Juventud, de Barcelona, le mandó un representante a Madrid, doblándole la cifra de su actual editora. Pero Encarna, que en el fondo era una romántica, no se dejó tentar, y siguió con Aguilar». Espasa-Calpe y Pueyo también intentaron hacerse con los derechos. El 10 de septiembre de 1935, Encarnación Aragoneses firmó un contrato en exclusiva con la editorial Aguilar para publicar todas sus otras.

Respecto al año de publicación del primer volumen, algunas bibliografías lo sitúan entre 1929 y 1932. Revisando el libro podemos comprobar que una de las ilustraciones de Molina Gallent aparece fechada en 1933 (pág. 216), aunque según los últimos estudios aportados en la tesis doctoral de María Jesús Fraga sobre Elena Fortún, claramente se argumenta que dicho libro apareció en 1934.

celialoquedice

Después llegaron Celia novelista, Celia en el mundo, ambas anunciadas en el catálogo de 1934, y Celia y sus amigos, esta última en 1935. Además de los relatos de Celia, la autora incluyó las aventuras de Cuchifritín y Matonkikí, la prima de los hermanos Gálvez: Cuchifritín, el hermano de Celia y Cuchifritín y sus primos, editándose en 1935, y Cuchifritín en casa de su abuelo, Cuchifritín y Paquito, Matonkikí y sus hermanas y Las travesuras de Matonkikí, en 1936.

Aparte de los títulos mencionados, en 1934 publicó junto a María Rodrigo, Canciones Infantiles, en donde ambas autoras recopilaban las canciones más representativas de cada época, y en 1935, El bazar de todas las cosas, libro de manualidades en donde enseñaba a hacer casas de muñecas, flores, juguetes, disfraces y marionetas, y Teatro para niños (doce comedias).

Pegatinas Celia

Lecturas Infantiles fue una de las pocas colecciones que sobrevivieron a la guerra. En 1939 se reeditaron todos los títulos publicados por Elena Fortún, y como novedad Celia madrecita, ilustrado por Luisa Butler. En 1942 apareció Teatro para niños, ilustrado por López Rubio, pero no fue hasta 1944 cuando la editorial decidió relanzar la colección con un nuevo diseño (18×15 cm), incluyendo ilustraciones a dos tintas realizadas por L. de Ben y H. Palacios. Junto con las reediciones fueron saliendo los nuevos títulos: Celia institutriz en América (1944), El cuaderno de Celia (1947),La hermana de Celia, Mila y Piolín (1949) y Mila, Piolín y el burro (1949), Celia se casa: cuenta Mila (1950) y Patita y Mila estudiantes (1951), además de Los cuentos que Celia cuenta a las niñas (1950) y Los cuentos que Celia cuenta a los niños (1951), en donde se recopilaron los escritos breves publicados en revistas como Gente Menuda y Crónica. Celia en la revolución no se editó hasta 1987. Según leemos en la nota preliminar: «El manuscrito de Celia en la revolución, encontrado casi casualmente nunca llegó a ser revisado a fondo por su autora, que terminó en 1943 un borrador (así lo dice ella expresamente), en el que su escritura a lápiz, llena de abreviaturas, ha necesitado de interpretaciones muchas veces trabajosas y en algún caso imposibles de todo punto».

celia en la revolucion

En 1980, debido a la insistencia de Rebecca Arié, viuda del editor, se volvieron a publicar los textos, esta vez en rústica.

Los relatos de Celia traspasaron el papel para llegar a la televisión. En 1992, el cineasta José Luis Borau preparó la adaptación de los textos ayudado por Carmen Martín Gaite. En 1993 se estrenaron los 6 capítulos, recibiendo ese mismo año el TP de Oro a la Mejor serie dramática nacional. Coincidiendo con el éxito de la serie, Alianza editorial publicó una nueva reedición prologada por Carmen Martín Gaite:

Aquellos libros cuadrados de tapa dura, ilustrados primero por Molina Gallent y luego por Serny, cuya primera edición constituye hoy una rareza bibliográfica, circulaban por todas las casas sobados, releídos, desencuadernados, con calcomanías pegadas en la primera página y las ilustraciones coloreadas con lápices Faber. No habían nacido con vocación de vitrina.

Quizás el gran éxito que obtuvo la colección se debiera al realismo de los personajes. Pasados los años, Elena Fortún contaba que los lectores se acercaban a ella para saber que había sido de Celia, como si se tratase de una niña de carne y hueso. Hoy en día, estas ediciones siguen contando con el respaldo del público y no es extraño encontrarnos con alguno de estos libros esperando un nuevo lector en los escaparates de las librerías de viejo.

Para finalizar, decir que además de los relatos infantiles publicados por la editorial, en 1936 apareció un tratado de quiromancia titulado El mapa del destino en la palma de la mano dentro de la colección Biblioteca de Ciencias Psíquicas, iniciada en 1923.

eldestino

Si os interesa ampliar estos datos, además de la información aparecida en mi libro, os recomiendo consultar los siguientes textos:

– Nour El Houda Kasbi, Elena Fortún (1886-1952): La invención de un personaje literario Infantil, Facultad de Filología, Universidad Complutense de Madrid, 1990, Tesis Inédita.

– Marisol Dorao, Los mil años de Elena Fortún, Cádiz, Servicio de Publicaciones de la Universidad de Cádiz, 1999.

– María Jesús Fraga Fernández-Cuevas, La prensa como medio de expresión de la mujer en el primer tercio del siglo XX: Elena Fortún, periodista, Facultad de Filología, Universidad Complutense de Madrid, 2010, Tesis Inédita.

– Pepa Blanes Noguera, «Elena Fortún: Celiadicción», en HIBRIS, nº 20, Alcoy (Alicante), Misèria & cia, 2004, págs. 4-17.

– Pepa Blanes Noguera, «Elena Fortún y la quiromancia», en HIBRIS, nº 48, Alcoy (Alicante): Misèria & cia, 2008, págs. 22-28.

– Jaime García Padrino, «Los ilustradores de Celia», en Clij (Cuadernos de literatura infantil y juvenil) nº 90, Barcelona, Torre de Papel, 1997, págs. 24-31.

– Elena Fortún, Celia lo que dice / prólogo de Carmen Martín Gaite, Madrid: Alianza Editorial, 1993, pág. 8.

Anuncios

7 comentarios en “Elena Fortún y la Editorial Aguilar

    • Estimado Sr. Gerstl: En relación a su consulta, le recomendamos visitar nuestra web http://www.libreriadelprado.com y así podrá consultar el listado de las obras de la editorial Aguilar que tenemos disponibles. Para ello encontrará en dicha página una opción que pone Aguilar.
      Si tiene interés en alguna de las obra que ofrecemos, podemos enviarle fotografías de los ejemplares.
      Respecto a la forma de pago, no supone ningún problema ya que aceptamos distintos modos.
      Saludos.
      María José.

      • Agradezco vuestra gentileza en ofrecerme un tan vasto sitio literario, por lo que me tomare algunos dias para analizar vuestros ofrecimientos, y/o
        los compraria directamente en Espana, donde pienso viajar fines de setiembre, o por la via de envio si se retrasa mi viaje, pagando en la forma que
        Uds.consideren. Realmente no recuerdo si les observe a Uds. que resido en el Estado de Israel, y que no habria obstaculo, pues es de cargo el costo del envio.
        Atte. saludo a Uds.

        Date: Mon, 29 Jul 2013 17:51:00 +0000
        To: ngerstl@hotmail.com

      • Estimado Nelso: Volví a marcharme unos días y hasta hoy no he podido contestarle. Si al final decide viajar a España, estaré encantada de recibirle en mi librería y así charlaremos sobre la editorial. Independientemente, por nuestra parte no hay ningún probblema en enviar los libros a Israel ya que hoy en día, tanto el pago como el envío es bastante fácil. El único inconveniente es que en algunos casos, dependiendo del peso, los gastos del envío pueden encarecer el pedido, pero siempre buscaremos la forma más optima. Espero noticias suyas. Saludos. María José.

  1. Con respecto a la escritora Elena Fortún y uno de sus personajes, Cuchifritin, desearía saber si el muñeco de dicho personaje fue encargado por esa Editorial, o fue Serny el que diseñó y encargó hacer el citado Cuchifritin. Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s